MUNICIPIO DE CUIDADOS INICIÓ PROCESO DE CERTIFICACIÓN AMBIENTAL POSTERGADO HACE 12 AÑOS

Antecedentes de postulación correspondiente a la primera etapa de la Certificación Básica serán remitidos esta semana a la Seremi de Medio Ambiente.

El proceso de Certificación Ambiental Municipal (SCAM) que permite a los municipios instalarse en el territorio como un modelo de gestión ambiental para extenderlo a toda la comuna, inició el Municipio de Cuidados de Viña del Mar a través del Departamento de Servicios del Ambiente.

La alcaldesa Macarena Ripamonti, quien está impulsando esta iniciativa voluntaria creada el año 2009 por el Ministerio de Medio Ambiente, explicó que “han pasado 12 años desde que este municipio no se ha certificado y la idea es tener un estándar de cumplimiento para trazar una estrategia y un diagnóstico”.

“Somos la comuna de la región que más dispone residuos en vertederos, de los cuales el 50% son desechos orgánicos, y teniendo una de las composteras más grandes del país, se torna injustificable y más aún en la emergencia climática. Por eso     tenemos que dar esos pasos, que son pequeños compromisos y que en estos instantes significa generar un diagnóstico y crear un Comité Ambiental Comunal, donde las organizaciones civiles tengan una participación en conjunto con el Comité comunal”, detalló la jefa comunal.

La certificación considera que la orgánica, la infraestructura, el personal, los procedimientos internos y los servicios que presta el municipio a la comunidad, integren el factor ambiental según estándares internacionales como ISO 14.001 y EMAS (Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría) y que considera la participación ciudadana a través de la constitución de los Comités Ambientales Comunales.

CINCO ETAPAS

El director del Departamento de Servicios del Ambiente, Waldo Ceballos, explicó que el proceso de Certificación es auditado por el Ministerio del Medio Ambiente.

“La certificación le permite a los municipios posicionarse como una institución respetuosa del Medio Ambiente, con buenas prácticas ambientales en tres líneas de trabajo, como son la Eficiencia Energética, Eficiencia Hídrica y Valoración o Reciclaje de los Residuos que generan las reparticiones municipales, y es adaptable a la realidad de cada municipio”, precisó.

El directivo explicó que el SCAM incluye 5 etapas: “La primera corresponde al diagnóstico. En la segunda se fijan las metas de certificación. Una vez que se va avanzando en el proceso podemos llegar a incorporar la planificación medio ambiental dentro del municipio y con ello desarrollar instrumentos que fomenten la participación de las vecinas y vecinos en la gestión ambiental comunal e implementación de líneas de trabajo que la misma comunidad prioriza”.

En este sentido, los municipios que participan en el programa desarrollan también una Estrategia Ambiental Comunal, que es un instrumento de acción que busca abordar de manera sistemática los principales conflictos o situaciones ambientales presentes en el territorio comunal.

Los antecedentes de postulación correspondiente a la primera etapa de la Certificación Básica, que incluye el diagnóstico ambiental comunal, la Estrategia Ambiental Comunal y la constitución de los  Comité Ambiental Municipal y Comunal, serán remitidos esta semana a la Seremi del Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *